Estrategia, táctica y política de precios

Un buen profesional del Marketing debe gestionar bien la estrategia, táctica y política de precios de su compañía. Pero, ¿qué implica todo esto? ¿cómo se lo aplica?



Estrategia de precios: definir una estrategia de precios implica definir nuestras orientaciones respecto a:


  • Competidores

  • Canales

  • Productos

  • Clientes


Estas orientaciones permiten posicionar la empresa y mantener una conducta en materia de precios.


En la estrategia de fijación de precios debe haber coherencia interna y externa:


Se puede cambiar la disponibilidad a pagar cambiando:


  • La percepción del producto por parte del consumidor.

  • Sus expectativas.

  • Las alternativas que tiene.


"La disponibilidad a pagar no es una restricción para fijar precios: es una variable que hay que gestionar con acciones de marketing y siendo competitivos"

La estrategia es la coordinación de múltiples actividades para alcanzar un objetivo: precio rentable.


Para lograr rentabilidad a largo plazo, la fijación de precios debe producirse con un proceso y una estructura de fijación de precios activa. La fijación de precios activa debe formar parte de una estrategia de marketing en función del valor. Esta estrategia de marketing debe estar guiada por una posición competitiva a largo plazo, determinada por beneficios en vez de ventas o cuota de mercado.


Definido el marco estratégico resta poner manos a la obra para ejecutar lo planificado, es ahí donde entran los conceptos como Táctica y Política de Precios:


Táctica de precios: son las acciones y maniobras a ejecutar para poner en práctica la estrategia de precios.


Política de precios: pauta situacional para tomar decisiones. Ej: $1,25 Kioscos, $1,05 Supermercados






0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo